ENFERMEDADES DE LAS ARTICULACIONES

0

 

ENFERMEDADES DE LAS ARTICULACIONES
M.V.Z. Jesús Alberto Urrea Ruiz
Introducción
La Artritis es una de las enfermedades que invalidan a miles de personas además de las personas que hanexperimentado dolor articular sin que se les diagnosticara como Artritis.
    Muchos de los enfermos de artritis acuden a los calmantes y medicamentos anti-inflamatorios para con-trolar los síntomas.
    Todos los medicamentos tienen múltiples efectos; el alivio del dolor puede ser uno de ellos, y las moles-tias gastrointestinales o erupciones cutáneas pueden ser otros de los defectos no deseados. Muchos de los

medicamentos usados habitualmente para tratar la artritis puede contribuir a causar realmente daño en las

articulaciones, estas substancias pueden enmascarar los síntomas haciendo que el paciente se sienta mejor

temporalmente, pero no sirve para controlar la enfermedad subyacente.

   Afortunadamente existe otro camino como el Biomagnetismo que en la actualidad estos tratamientos es-tán revolucionando la medicina por su capacidad de curar sin todos los efectos colaterales que acarrea la

Alopatía y otros métodos naturales y la Acupuntura y la Homeopatía.

    El Dr. Isaac Gorz Durán, doctor en medicina Bioenergética por la Universidad Internacional de Oxford yfundador del Centro de Investigación de Biomagnetismo dice y ha comprobado que por éste método todas

las enfermedades son curables en el organismo y agrupando éstas como enfermedades simples como Tuber-

culosis, Sífilis, Gonorrea o Enterovirus o como enfermedades complejas; que es la asociación de varias

bacterias, virus, parásitos u hongos.

   La teoría del par Biomagnético esta soportada por la existencia vibrasional entre dos órganos con polari-dades contrarias y que las cargas biomagnéticas tienen resonancia vibracional y energética. Siempre toman-

do en cuenta dos polaridades: positiva (+) y negativa (-); sur (+) o norte (-); Ácido y Alcalino; Virus o

Bacterias.

   El potencial de Hidrógeno de todas las substancias (principio químico) da el valor de la acidez o alcali-midad o de neutralidad y lo increíble es que el pH del citoplasma de la célula es de 7 neutro.
    Cuando los organismos se van hacia la acidez o la alcalinidad sufren patologías o enfermedades es asíque basado en éste principio cuando hay un emisor y un receptor en resonancia hay una respuesta por la

presencia de una patología, por esto que la metodología del Dr. Isaac Gorz Durán nos permita diagnosticar

al paciente en su totalidad buscando la causa real o la estrategia del problema que está causando la enferme-

dad y no dejarnos llevar por el síntoma o el dolor.

    Es por esto que cada ves las personas buscan desesperadamente la cura con este tratamiento sin caer enla yatrogenea médica.
Presentación
Con la revisión bibliográfica de éste trabajo que consiste en revisar algunas enfermedades de las articula-ciones o Artritis, es porque a diario llegan pacientes con síntomas de dolor en algunas de las articulaciones u

otros dolores difusos o músculos, confundiéndolos con dolores articulares por esto es que miles de personas

 

Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
767
que al levantarse por la mañana sufren algún dolor articular y que muchos están incapacitados para realizaralgún trabajo rutinario.
   Son muchos los factores que intervienen en la afección de una articulación como bacterias, virus, hongoso parásitos y toxinas producidas por estas mismas patologías que se depositan en las articulaciones y produ-

cen dolor. También un ejercicio riguroso o pesado puede lesionar las articulaciones, además la edad juega

un papel muy importante en los dolores articulares.

    En esta revisión bibliográfica encontramos las diferentes causas que afectan a las articulaciones y sustratamientos pero desde un punto de vista alopático y que nos muestra un diagnóstico y tratamiento tradi-

cional de la medicina sin dar crédito a otras alternativas de curar como el biomagnetismo médico que permi-

te diagnosticar y curar el paciente por éste método; al finalizar este trabajo presentamos un caso de una

paciente con artritis reumatoide deformante y que a evolucionado positivamente en mas de un 60% su en-

fermedad y así como éste caso muchos otros pacientes se han curado por éste método.

Enfermedades de las Articulaciones
Las alteraciones de las articulaciones y sus componentes (músculos, huesos, cartílago y tendones) se consi-deran enfermedades del tejido conectivo, ya que estas estructuras contienen grandes cantidades de dicho

tejido. Sin embargo, muchas de ellas son también un tipo de enfermedad autoinmune, que se caracteriza

por la presencia de reacciones inmunológicas en las que algo desencadena la reacción del sistema inmune

contra los propios tejidos del cuerpo y la producción de anticuerpos anormales que atacan a dichos tejidos

(autoanticuerpos). Las reacciones inmunológicas se caracterizan por la existencia de inflamación (un proce-

so de reparación que disminuye una vez completo este proceso).

   Sin embargo, en las enfermedades autoinmunes, las inflamación puede ser crónica y lesionar los tejidosnormales. Por ejemplo, en la artritis reumatoide, la inflamación crónica perjudica al cartílago de la articula-

ción. En ésta y en muchas otras enfermedades autoinmunes, la inflamación afecta a varias articulaciones,

probablemente porque se debe a los anticuerpos que circulan por el organismo dentro del flujo sanguíneo.

   El tejido conectivo puede inflamarse dentro y alrededor de las articulaciones y otras partes del cuerpo, aligual que los músculos.
   También pueden verse afectadas la envoltura del corazón (pericardio) y la membrana que envuelve lospulmones (pleura) e incluso el cerebro. El tipo y la gravedad de los síntomas dependen de los órganos afec-

tados.

Diagnóstico
El diagnóstico de cada enfermedad autoinmune se basa en la sintomatología, los resultados del examenfísico y las pruebas de laboratorio. En ocasiones, los síntomas de una enfermedad se superponen tanto con

los de otra que es difícil hacer una distinción entre ellas, lo que lleva a diagnosticar una enfermedad del

tejido conectivo no diferenciada o una enfermedad denominada “de superposición”.

    La anemia (un valor bajo de glóbulos rojos) con frecuencia acompaña a las enfermedades del tejido co-nectivo. En éstas, la velocidad de sedimentación globular (que mide la velocidad a la que los glóbulos rojos

se asientan en el fondo de un tubo de análisis lleno de sangre) es, en muchos casos, superior a la normal.

Una velocidad superior a la normal sugiere la presencia de una inflamación activa; pero éste análisis no es

suficiente para identificar la causa de la misma. Los médicos pueden supervisar periódicamente la velocidad

de sedimentación cuando los síntomas son leves, con el fin de determinar si la enfermedad está todavía

activa.

   En algunas enfermedades del tejido pueden detectarse anticuerpos poco comunes y medir su concentra-ción en sangre. Si los anticuerpos son específicos de una enfermedad, su presencia confirma el diagnóstico.

 

768
Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
Por ejemplo, los anticuerpos anti-ADN de cadena doble se presentan casi exclusivamente en el lupus erite-matoso sistemático. Sin embargo, en la mayoría de las enfermedades, los anticuerpos no son específicos de

la enfermedad. Por ejemplo, el 70 por ciento de los individuos con artritis reumatoide tienen unos anticuer-

pos llamados factor reumatoide; sin embargo el 30 por ciento restante no los tiene. Así mismo el factor

reumatoide puede estar presente en otras enfermedades. En tales casos, los resultados de las pruebas de

laboratorio pueden contribuir al diagnóstico, pero no confirmarlo.

   Cuando una enfermedad afecta a un tejido u órgano específico, el médico puede realizar una biopsia, queconsiste en la extracción de una muestra de dicho tejido que se examino al microscopio, para detectar los

cambios. Los resultados pueden ser útiles para confirmar un diagnóstico que se sospechaba o bien, para

seguir el progreso de una enfermedad.

Tratamiento
El tratamiento varía según el tipo de enfermedad y la gravedad de la misma. El tratamiento farmacológicotiene por objetivo reducir la inflamación. Si los síntomas de la inflamación son graves o cuando ésta puede

suponer un riesgo para la vida del paciente, debe iniciarse un tratamiento agresivo de inmediato. Entre los

fármacos que reducen la inflamación están los antiinflamatorios no esteroides (AINE) como la aspirina y

el ibuprofeno, que se administran para inflamaciones leves, brotes menores y para el control del dolor. Cier-

tos antiinflamatorios no asteroides se pueden adquirir sin prescripción médica; en cambio, se requiere una

prescripción para la dósis altas que se emplean de forma habitual en el tratamiento de las enfermedades

autoinmunes. Los efectos secundarios (con frecuencia de los trastornos estomacales) son, por lo general, de

poca importancia cuando el tratamiento con fármacos en dosis bajas es de corta duración. En cambio, si el

tratamiento consiste en dosis altas y es de larga duración, los efectos secundarios pueden ser numerosos y

graves.

    Los corticosteroides, una forma sintética de hormonas naturales, son fármacos antiinflamatorios muypotentes que pueden administrarse por inyecciones o por vía oral. La prednisona es el corticosteroide admi-

nistrado por vía oral mas ampliamente utilizado. Es posible necesitar dosis bajas de un corticosteroide du-

rante meses o años, una vez controlada la inflamación con dosis más elevadas.

   En comparación con los antiinflamatorios no esteroideos, los corticosteroides producen muchos masefectos secundarios graves, como aumento del azúcar en la sangre, aumento del riesgo de infección, osteo-

porosis, retención de líquidos y fragilidad de la piel. Para evitarlos, el médico prescribe la dosis eficaz más

baja, especialmente para un tratamiento de larga duración.

   Se administran fármacos inmunosupresores como metrotexato, azatioprina y ciclofosfamida para su-primir la respuesta inmune y reducir de ese modo la inflamación. Algunos e estos fármacos también se ad-

minisitran para tratar el cáncer, pero sus efectos secundarios son potencialmente peligrosos. El uso

prolongado de azatioprina y ciclofosfamida puede aumentar el riesgo de desarrollar algunas formas de cáncer.

   Algunos fármacos inmunosupresores pueden contribuir a la disfunción del sistema reproductor. Cual-quier infección puede resultar mortal dado que el sistema inmunitario se deprime. En consecuencia, se ad-

ministran los fármacos inmunosupresores más potentes sólo en casos graves.

Artritis reumatoide
La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune en la que se inflaman simétricamente las articulacio-nes, incluyendo habitualmente las de manos y pies, dando lugar a hinchazón, dolor y a menudo llevando a la

destrucción definitiva del interior de la articulación.

   La artritis reumatoide puede también producir una variedad de síntomas en todo el cuerpo. Se desconocesu causa exacta aunque son muchos los diferentes factores (incluso la predisposición genética), que pueden

 

Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
769
influir en la reacción autoinmunológica. Alrededor del uno por ciento de la población padece esta enferme-dad, que afecta a las mujeres dos o tres veces más frecuentemente que a los varones. La artritis reumatoide

se presenta en primer lugar en individuos de entre 25 y 50 años de edad, pero puede hacerlo a cualquier

edad. En algunos casos, la enfermedad se resuelve de forma espontánea y el tratamiento alivia los síntomas

en tres de cada cuatro personas. Sin embargo, al menos 1 de cada 10 personas queda discapacitada.

   En esta enfermedad, el sistema inmunitario ataca al propio tejido que reviste y protege las articulaciones.Finalmente, el cartílago, el hueso y los ligamentos de la articulación se deterioran, provocando la formación

de cicatrices dentro de la articulación que se deteriora a un ritmo muy variable.

Síntomas
La artritis reumatoide puede iniciarse de forma súbita con la inflamación de muchas articulaciones a la vezpero, con mayor frecuencia, empieza de forma sutil, afectando a distintas articulaciones gradualmente. La

inflamación es por lo general simétrica, es decir, cuando afecta a una articulación de un lado del cuerpo, la

correspondiente del otro lado también resulta afectada. Las pequeñas articulaciones de los dedos de las ma-

nos, de los pies, las muñecas, los codos, los tobillos suelen inflamarse en primer lugar. Las articulaciones

inflamadas son generalmente dolorosas y con frecuencia rígidas, sobre todo justo después de levantarse o

tras un período de inactividad prolongado. Algunas personas se sienten cansadas y débiles especialmente

durante las primeras horas de la tarde.

    Las articulaciones afectadas se agrandan y pueden deformarse rápidamente. También pueden quedar rí-gidas en una posición (contracturas), lo que impide que se extiendan o abran por completo. Los dedos tien-

den a doblarse hacia el meñique en cada mano, causando la dislocación de los tendones de los dedos. Las

muñecas hinchadas pueden ocasionar el síndrome del túnel carpiano. Los quistes que se desarrollan detrás

de las rodillas afectadas pueden reventarse, causando dolor e hinchazón en las piernas. Alrededor del 30 al

40 por ciento de personas que padecen artritis reumatoide presenta tumefacciones duras (nódulos) debajo de

la piel, con frecuencia cerca de las zonas enfermas.

    La artritis reumatoide puede producir algo de fiebre y, en ocasiones, una inflamación de los vasos san-guíneos (vasculitis), que provoca lesiones de los nervios o llagas en las piernas (úlceras). La inflamación de

las membranas que envuelven los pulmones (pleuresía) o de la envoltura del corazón (pericarditis), o bien la

inflamación y las cicatrices de los pulmones pueden producir dolor torácico, dificultado para respirar y una

función cardiaca anormal. Algunas personas desarrollan ganglios linfáticos, el síndrome de Sjögren o una

inflamación ocular.

   La enfermedad de Still es una variante de la artritis reumatoide en la que aparecen en primer lugar fie-bre alta y otros síntomas generalizados.
Diagnóstico
Puede ser difícil distinguir la artritis reumatoide de las otras muchas enfermedades que pueden causar artri-tis. Las enfermedades que se parecen en algunos aspectos a la artritis reumatoide son: la fiebre reumática

aguda, la artritis producida por gonococos, la enfermedad de Lyme, el síndrome de Reiter, la artritis psoriá-

sica, la espondilitis anquilosante, la gota. La seudogota y la artrosis.

    La artritis reumatoide puede producir unos síntomas muy característicos. Sin embargo, puede ser necesa-rio un análisis del líquido que se extrae de la articulación con una aguja o bien una biopsia (extracción de

una muestra de tejido que se examina al microscopio) de los nódulos para establecer el diagnóstico. Los

cambios característicos en las articulaciones pueden detectarse en las radiografías.

    Algunas características típicas de la artritis reumatoide se aprecian en los resultados de las pruebas de labora-torio. Por ejemplo, 9 de cada 10 personas que padecen artritis reumatoide presentan una velocidad de sedi-

mentación de los glóbulos rojos elevada. La mayoría tiene una anemia leve. En raras ocasiones, el valor de

 

770
Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
glóbulos blancos es anormalmente bajo. En este último caso, si el individuo presenta, además, un bazoagrandado y padece artritis reumatoide, se dice que sufre la enfermedad denominada síndrome de Flety.
    La mayoría de las personas con artritis reumatoide tiene anticuerpos característicos en la sangre. Siete decada diez individuos tienen un anticuerpo llamado factor reumatoide. Este factor también se presenta en

otras enfermedades (como en enfermedades crónicas del hígado y algunas infecciones), aunque en algunos

casos este factor aparece sin ninguna otra evidencia de enfermedad.

  Por lo general, cuanto más alto es el valor de factor reumatoide en sangre, más grave será la artritis reu-matoide y peor el pronóstico. El valor del factor reumatoide puede disminuir cuando las articulaciones están

menos inflamadas y aumentar al producirse el acceso inflamatorio.

Tratamiento
Existen varios tratamientos, desde las medidas clásicas y sencillas como el reposo y la nutrición adecuada,hasta los fármacos y la cirugía. El tratamiento se inicia con las medidas menos agresivas, evolucionando

hacia las más agresivas en caso necesario.

    Un príncipe básico del tratamiento es el reposo de la articulación afectada, dado que usarla empeora lainflamación. Los períodos regulares de reposo sirven para aliviar el dolor. En ocasiones, un breve reposo

absoluto en cama ayuda a aliviar un brote grave en su etapa más activa y dolorosa. Se pueden utilizar tabli-

llas para inmovilizar y proporcionar descanso a una o varias articulaciones, pero serán necesarios algunos

movimientos sistemáticos de las mismas para prevenir la rigidez.

   Se aconseja seguir una dieta regular y saludable. El aumento de los síntomas aparece en algunos casosdespués del consumo de ciertos alimentos.
   Una dieta rica en pescado y aceites vegetales, pero pobre en carne roja, puede tener leves efectos benéfi-cos sobre la inflamación.
    Las principales categorías de fármacos usados para tratar la artritis reumatoide son los antiinflamatoriosno esteroides (AINE), los fármacos de acción retardada, los corticosteroides y los fármacos inmunosupreso-

res. Por lo general, cuánto mas fuerte es el fármaco, mayores son sus efectos secundarios potenciales. Por

ello se requiere un seguimiento muy estricto.

Fármacos antiinflamatorios no esteroideos
Los inflamatorios no esteroideos, como la aspirina y el ibuprofeno, son los más utilizados, porque reducenla hinchazón en las articulaciones afectadas y calman el dolor. La aspirina es la piedra angular tradicional

del tratamiento de la artritis reumatoide; sin embargo, los nuevos fármacos antiinflamatorios no esteroideos

pueden tener menos efectos secundarios y son, por lo general, más fáciles de administrar, aunque más caros.

   Generalmente el tratamiento de aspirina se inicia con 1 comprimido (325 gm) cuatro veces al día, pero ladosis se puede aumentar hasta obtener el alivio suficiente. El zumbido en los oídos es un efecto colateral

que indica que la dosis es demasiado alta. Las molestias de estómago (un efecto secundario frecuente en las

dosis altas), así como las úlceras, pueden prevenirse ingiriendo alimentos o tomando antiácidos u otros fár-

macos al mismo tiempo.

   El misoprostol puede ser útil para prevenir la irritación del revestimiento del estómago y la formaciónsubsiguiente de úlceras de estómago (gástricas) en personas con alto riesgo de manifestar tales afecciones,

pero a su vez puede causar también diarreas y además no evita las náuseas o los dolores de abdomen que

resultan de la ingestión de aspirina u otros fármacos antiinflamatorios no esteroideos.

 

Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
771
    En caso de intolerancia de la aspirina, se prueban otros fármacos antiinflamatorios no esteroideos. Sinembargo, todos ellos pueden causar trastornos estomacales y están contraindicando en pacientes con úlceras

activas del tracto gastrointestinal (pépticas). Otros efectos secundarios menos frecuentes son cefaleas, con-

fusión, aumento de la presión arterial, tumefacción (edema) y, a veces, enfermedad del riñón.

Fármacos de acción retardada
Los fármacos de acción retardada alteran en ocasiones el curso de la enfermedad, aunque puede ser necesa-rio un tratamiento de varios meses (cuyos efectos secundarios pueden ser peligrosos) para apreciar alguna

mejora. El médico debe supervisar y hacer un seguimiento del tratamiento. Estos fármacos se prescriben si

los antiinflamatorios no esteroideos no han sido eficaces al cabo de dos o tres meses de tratamiento o en

caso de un progreso rápido de la enfermedad. Los fármacos de acción retardada que se emplean en la actua-

lidad son la penicilina, la hidroxicloroquina y la sulfasalazina.

   Los compuestos de oro (que suelen retrasar la aparición de las deformaciones óseas) también puedencausar una remisión temporal de la enfermedad.
    Estos compuestos se administran en inyecciones semanales, aunque se dispone una preparación que seadministra por vía oral. Las inyecciones semanales se mantienen hasta haber administrado un total de un

gramo o hasta la aparición de efectos secundarios o de una mejora significativa. Si el fármaco es eficaz, la

frecuencia de las inyecciones se puede disminuir gradualmente. La mejoría puede perdurar varios años gra-

cias a una dosis de mantenimiento.

   Los compuestos de oro suelen afectar a varios órganos de forma adversa, de ahí a que estén contraindi-cados en personas que padecen enfermedades hepáticas o renales graves, o ciertas alteraciones de la sangre.

Por ello, se deben realizar análisis de sangre y orina antes de iniciar el tratamiento, y con frecuencia durante

el mismo (hasta una vez por semana). Los efectos secundarios de estos fármacos consisten en erupciones

potencialmente peligrosas, picores y disminución de las células de la sangre. Con menor frecuencia, los

compuestos de oro afectan al hígado, los pulmones y los nervios; rara vez causan diarreas. El tratamiento se

suspende si aparece alguno de estos graves efectos secundarios.

    La penicilanamina tiene efectos beneficiosos similares a los de los compuestos de oro y puede utilizarsecuando éstos no resultan eficaces o cuando causan efectos secundarios intolerables. La dosis se aumenta de for-

ma gradual hasta que se aprecia alguna mejoría. Los efectos secundarios son, entre otros, la inhibición de la

formación de glóbulos rojos en la médula ósea, problemas renales, enfermedad muscular, erupciones y mal

sabor de boca. El tratamiento se debe interrumpir en caso de que aparezca alguno de estos síntomas. La

penicilamina suele causar también ciertos trastornos, como la miastenia gravis, el síndrome de Good pasture y un

síndrome parecido al lupus. Durante el tratamiento, los análisis de sangre y orina se realizan cada 1 o 4 semanas.

    Para el tratamiento de la artritis reumatoide menos grave se utiliza la hidroxicloroquina antes que otroscompuestos como el oro o la penicilamina. Sus efectos secundarios son generalmente leves (erupciones,

dolores musculares y problemas oculares). Sin embargo, algunos problemas oculares suelen ser permanen-

tes, por lo que los sujetos que toman hidroxicloroquina deben acudir al oftalmólogo antes de iniciar el tra-

tamiento y visitarlo cada 6 meses durante el mismo. Si al cabo de 6 meses no se observa ninguna mejoría

con el fármaco, se interrumpe el tratamiento; de lo contrario, se puede prolongar tanto tiempo como sea

necesario.

    La sulfasalazina se prescribe cada vez más para la artritis reumatoide, aumentándose la dosis de formagradual. La mejoría suele producirse al cabo de 3 meses. Sin embargo, así como otros fármacos de acción

retardada, suelen causar trastornos estomacales, problemas hepáticos, alteraciones de las células sanguíneas

y erupciones cutáneas.

 

772
Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
Artritis Psoriásica
La artritis psoriásica es una forma de artritis que se da en personas que tienen psoriasis de la piel de lasuñas.
La artritis psoriásica se parece a la reumatoide pero no produce los anticuerpos característicos de ésta.
Síntoma y diagnóstico
La psoriasis (una enfermedad de la piel que causa brotes de erupciones cutáneas rojizas y escamosas, engro-samiento de las uñas punteado ungular) puede preceder o seguir a la inflamación articular.
   La artritis habitualmente afecta a las articulaciones de los dedos de la mano y del pie, aunque tambiénpuede afectar a otras articulaciones, incluso a las caderas y a la columna vertebral. Las articulaciones pue-

den hincharse y deformase cuando la inflamación es crónica. Los síntomas articulares y cutáneos pueden

aparecer y desaparecer conjuntamente.

   El diagnóstico se establece identificando la artritis característica en una persona que padece psoriasis oque cuenta con antecedentes familiares de psoriasis.
Pronóstico y tratamiento
El pronóstico de la artritis psoriásica es generalmente mejor que el de la artritis reumatoide, porque sonmenos las articulaciones afectadas. No obstante, las articulaciones pueden resultar gravemente afectadas.
    El tratamiento está dirigido a controlar la erupción cutánea y a aliviar la inflamación articular. Variosfármacos que son efricaces en el tratamiento de la artritis reumatoide también se administran para tratar la

artritis psoriásica, como los compuestos de oro, el metotrexato, la ciclosporina y la sulfasalazina. El etreti-

nato suele ser eficaz en casos graves, aunque las mujeres no deben quedar embarazadas mientras lo estén

tomando ni tampoco durante al menos un año después de la interrupción del tratamiento, ya que permanece

largo tiempo en el organismo y sus efectos secundarios son peligrosos: puede causar defectos congénitos.

    La combinación del metoxaleno por vía oral y el tratamiento con rayos ultravioleta (PUVA) es eficaz pa-ra aliviar los síntomas cutáneos y la mayoría de las inflamaciones articulares, pero no para la inflamación de

la columna vertebral.

Lupus Eritematoso Discoide
El lupus eritematoso discoide es una enfermedad crónica y recidivante caracterizada por manchas redondasrojas de bordes bien definidos sobre la piel. Su causa se desconoce, y es mas frecuente en el sexo femenino

y más aún en mujeres de alrededor de 30 años de edad. El abanico de edades es mucho más amplio que el

habitual para el lupus eritematoso sitemático.

Síntomas
La erupción característica puede persistir o aparecer y desaparecer durante años. El aspecto de las manchascambia con el tiempo: en un principio, son rojas y redondas, de un centímetro de diámetro. Suelen aparecer

en las mejillas, el puente de la nariz, el cuero cabelludo y las orejas, pero pueden aparecer también en la

parte superior del tronco, en el dorso de los brazos y en las espinillas; son así mismo frecuente las llagas en

la boca. Si no se trata la enfermedad, cada mancha se extiende gradualmente, y la parte central degenera

dejando una cicatriz. En zonas muy escamosas, los folículos obturados se dilatan, dejando hoyos parecidos a

tachuelas de tapicería. Las cicatrices pueden causar una pérdida local del cabello. La erupción puede acom-

pañarse de dolor de las articulaciones y una disminución de los glóbulos blancos, pero tan sólo en raras

ocasiones aparecen síntomas graves de lupus eritematoso sistémico.

 

Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
773
Diagnóstico y tratamiento
El diagnóstico no es fácil de confirmar porque la erupción en el lupus eritematoso discoide puede ser idénti-ca a la del lupus eritematoso sistémico y similiar a las erupciones causadas por enfermedades como la rosá-

cea, la dermatitis saborreica, el linfoma y la sarcoidosis. Se debe examinar meticulosamente la historia

clínica y realizar una exploración completa para asegurarse de que otros órganos no están afectados. Pueden

ser útiles los análisis de sangre para determinar el número de glóbulos rojos y blancos y para evaluar la

función renal y, de ese modo, descartar otros posibles diagnósticos. Se pueden realizar pruebas complemen-

tarias para buscar anticuerpos anti-ADN de cadena doble, que se encuentran en muchas personas con lupus

eritematoso sistémico, pero en casi ninguna de las que tienen lupus eritematoso discoide.

   El tratamiento, si se inicia pronto, puede prevenir o reducir la gravedad de las cicatrices permanentes. Laluz solar y los rayos ultravioleta (como los administrados en los salones de bronceado) pueden agravar la

erupción y, por lo tanto, deben evitarse. Se puede utilizar una protección solar como medida preventiva.

    En general, la aplicación de una crema con corticosteroides suele ser eficaz para el tratamiento de lasmanchas pequeñas. Las erupciones más grandes y resistentes requieren con frecuencia unos cuantos meses

de tratamiento con corticosteroides administrados por vía oral o con fármacos inmunosupresores, como los

utilizados para tratar el lupus eritematoso sistémico.

Lupus Eritematoso Sistémico
El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad autoinmune con episodios de inflmación en las articula-ciones, los tendones y otros tejidos conectivos y órganos.
   Se produce una inflamación de distintos tejidos y órganos en una diversidad de personas, yendo el gradode la enfermedad de leve a debilitante, dependiendo de la cantidad y de la variedad de anticuerpos que apa-

recen y de los órganos interesados. Alrededor del 90 por ciento de las personas con lupus son mujeres de 20

a 30 años; pero también puede aparecer en niños ( sobre todo de sexo femenino), varones y mujeres de edad

avanzada.

   Ciertos fármacos para el corazón (hidralazina, procainamida y betabloqueadores) pueden causar, en oca-siones, un síndrome similar al lupus que desaparece cuando se interrumpe el tratamieto.
Síntomas
El número y la variedad de anticuerpos que se pueden presentar en el lupus son mayores que en cualquierotra enfermedad y, junto con otros factores desconocidos, determinan cuáles son los síntomas que se des-

arrollan. Por lo tanto, los síntomas, así como su intensidad y gravedad, varían mucho en cada caso. El lupus

puede ser bastante leve, o ser devastador, incapacitante o mortal. Por ejemplo, en personas que tienen anti-

cuerpos que afectan solamente a la piel, los síntomas cutáneos pueden ser leves (incluso pueden prevenirse

evitando la luz solar) o, por lo contrario graves y desfigurantes.

    Por ejemplo, en el lupus resulta afectado de forma habitual el tejido conectivo de las articulaciones, y laartritis reumatoide. Cuando afecta al cerebro, el lupus puede tener manifestaciones semejantes a una epilep-

sia o algún trastorno psicológico.

    Aunque el lupus puede ser crónico y persistente se manifiesta, por lo general, de forma intermitente. Amenudo, se desconoce el factor desencadenante de un incremento de los síntomas en personas con predispo-

sición, aunque la luz solar parece ser uno de estos factores.

    El lupus puede comenzar con fiebre. Ésta puede ser alta y de aparición súbita. Pueden producirse asímismo episodios de fiebre acompañados por una sensación de malestar general, que aparecen y desapare-

cen, en ocasiones durante años. Alrededor del 90 por ciento de las personas con lupus, sufre una inflama-

ción articular que varía desde dolores ligeros intermitentes, a formas intensas de artritis en varias

articulaciones. Los síntomas articulares que se presentan durante años pueden proceder a la aparición de

 

774
Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
otros síntomas. De hecho, muchas personas que sufren de lupus recuerdan haber tenido en la infancia dolo-res relacionados con el crecimiento. Una inflamación articular de larga duración puede conducir a deforma-

ciones y lesiones permanentes de la articulación y del tejido circundante, pero el hueso no se erosiona como en

el caso de artritis reumatoide.

    Las erupciones cutáneas son frecuentes y aparecen de forma habitual en el rostro, el cuello, el pecho ylos codos. La más características es una erupción de color rojo, en forma de alas de mariposa, que aparece

encima del puente de la nariz y sobre las mejillas, pudiendo también desarrollarse protuberancias circulares.

Es poco frecuente que estas erupciones causen ampollas o queden en carne viva.

   Las llagas de la boca son también frecuentes. Pueden aparecer zonas con un moteado de color rojo pur-púreo en el borde de las palmas y en los dedos, así como hinchazón y enrojecimiento alrededor de las uñas.

En la fase activa, también es característica la pérdida de cabello. Casi la mitad de las personas que padecen

lupus tiene la piel muy sensible a la luz, por lo que ésta puede quemarse fácilmente o presentar una erupción

después de la exposición a la luz solar.

   Ocasionalmente, se puede producir una inflamación y una acumulación excesiva de líquido en las mem-branas que envuelven los pulmones. Esta inflamación (pleuresía) puede hacer que la respiración profunda

sea dolorsa. El líquido puede acumularse en el saco que envuelve el corazón, ocasionando una pericarditis

que puede causar dolores de pecho agudos y constantes. Los niños y los adultos jóvenes que tienen lupus

presentan con frecuencia un incremento del tamaño de los ganglios linfáticos en todo el cuerpo. El bazo de

tamaño en un 10 por ciento de las personas con esta enfermedad.

    En ocasiones, este trastorno afecta al sistema nervioso, causando cefaleas, cambios de personalidad, con-vulsiones y síntomas similares a los de la demencia, como dificultad para pensar con claridad. Con menor fre-

cuencia se producen trombosis cerebrales. La detección de proteínas o glóbulos rojos en la orina en una

prueba de laboratorio, indica lesión de los riñones causada por la glomerulonefritis, una inflamación de los

riñones frecuente durante esta enfermedad. En caso del desarrollo de una enfermedad grave progresiva de

los riñones, la presión arterial puede aumentar peligrosamente, seguida de una insuficiencia renal que podría

ser mortal. La detección precoz y el tratamiento de las lesiones del riñón en las personas afectadas de lupus

reducen la incidencia de una enfermedad renal grave.

Diagnóstico
El diagnóstico se basa principalmente en los síntomas, especialmente si se presentan en una mujer joven.Puede ser difícil distinguir el lupus de otras enfermedades, debido a la amplia gama de síntomas que éste

provoca.

    Las pruebas de laboratorio pueden ser útiles para confirmar el diagnóstico. El análisis de sangre puededetectar anticuerpos antinucleares, presentes en la gran mayoría de las personas que padecen lupus. Sin

embargo, estos anticuerpos se manifiestan también en otras enfermedades. Por lo tanto, si se detectan anti-

cuerpos antinucleares, deben realizarse también pruebas en busca de los anticuerpos anti-ADN de cadena

doble. Un valor alto de estos anticuerpos es específico del lupus, aunque no todas las personas que padecen

esta enfermedad tienen tales anticuerpos. Se pueden realizar análisis de sangre para medir los valores de

complemento (un grupo de proteínas que forman parte del sistema inmune) y detectar otros anticuerpos para

predecir la actividad y el curso de la enfermedad.

   El daño del riñón causado por el lupus puede detectarse mediante los análisis de sangre y de orina, aun-que en ocasiones la biopsia renal está indicada para determinar mejor el tratamiento.
Pronóstico y tratamiento
El pronóstico varía enormemente dado que el curso de la enfermedad es impredecible. La enfermedad tien-de a ser crónica y recidivante, a menudo con períodos libres de síntomas que pueden durar años. No es fre-

 

Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
775
cuente que los brotes se presenten después de la menopausia. El pronóstico ha mejorado notablemente du-rante los últimos veinte años. Por lo general, si se controla la inflamación inicial, el pronóstico a largo plazo

es bueno.

   Si los síntomas de lupus han sido provocado por un fármaco, el lupus se cura interrumpiendo el mismo,aunque la recuperación puede tardar meses.
    El tratamiento depende de los órganos afectados y de la severidad de la enfermedad. El lupus leve se ca-racteriza por fiebre, artritis, erupciones cutáneas, problemas cardíacos y pulmonares moderados y cefaleas.

El lupus más grave puede causar enfermedades de la sangre, problemas cardíacos y pulmonares muy impor-

tantes, lesiones del riñón significativas, vasculitis de brazos y piernas o del tracto gastrointestinal, o disfun-

ciones graves del sistema nervioso.

Otros Tipos de Artritis
Bursitis
Trastorno que causa la inflamación de la bursa, pequeña bolsa que contiene un fluido lubricante de la articu-lación, que ayuda a prevenir la fricción dentro de la articulación. Se localiza en los hombros, caderas, codos

y rodillas.

Síndrome del Tunel Carpiano
Trastorno de la muñeca causado por comprensión del nervio mediano. La enfermedad, común en personasque realizan trabajos que requieren movimientos repetitivos de la mano y la muñeca, puede producir dolor e

insensibilidad en la mano y en el antebrazo.

Fibromialgia (Fibrositis)
Patología que causa dolor y rigidez en los tejidos blandos –músculos, tendones, ligamentos y bolsas- quesoportan a los huesos y a las articulaciones. Otros síntomas incluyen fatiga y trastornos del sueño, suele

afectar a mujeres en edad fértil.

Artritis Infecciosa
Está causado por una bacteria, virus u hongos que se desarrolla en el interior de la articulación y causa in-flamación. Las personas delicadas de salud o con signos iniciales de enfermedad en las articulaciones son

más propensas a desarrollar la dolencia. Puede tratarse con antibióticos, fisioterapias y con el drenaje de la

articulación infectada.

Enfermedad de Lyme
La causa una bacteria que se extiende a raíz de la picadura de una diminuta garrapata. Suele aparecer conuna erupción que se presenta como un círculo de centro blanco, fiebre, dolor de cabeza, rigidez en el cuello,

artritis y trastornos cardíacos. Se trata con antibióticos.

El Síndrome de Raynaud
Trastorno circulatorio que suele acompañar a otras enfermedades reumatoideas, incluida la artritis reuma-toidea. El síndrome de Taynaud produce espasmos en los vasos sanguíneos de los dedos de las manos y de

los pies, haciendo que cambien de color, primero al blanco, más tarde al azul y finalmente al rojo. El cam-

bio suele producirse tras una exposición al frío o debido a un estrés emocional. La enfermedad puede causar

también insensibilidad en los dedos de manos y pies.

 

776
Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
El Sindrome de Reiter
Ésta es una enfermedad relativamente común en hombres jóvenes que han sufrido recientemente una infec-ción de colon o del tracto urinario. Se caracteriza por erupciones cutáneas, artritis e inflamación ocular.

Parece existir tendencia hereditaria a la misma.

Esclerodermia (Esclerosis Sistémica)
Enfermedad del sistema inmunitario que afecta a los vasos sanguíneos y al tejido conectivo. Puede desarro-llarse tejido cicatrizal, causando el endurecimiento de la piel así como de los órganos internos. Se desconoce

la causa de la enfermedad, aunque parece seguir a la exposición a ciertas toxinas y presentarse también

como complicación tras un trasplante de órganos. El porcentaje de supervivencia a los cinco años es de un

60 a un 70%.

Paciente con Artritis Reumatoide Deformante
Este paciente de sexo femenino de 45 años de edad se padeciendo esta enfermedad desde hace 20 años conmuchos dolor y sin poder mover sus articulaciones y además se encontraba con HI eso desde la rodilla hacia

el pie cubriendo toda la tibia al imposibilitar el rastreo por la condición de su pierna se procedía a rastrear a

uno de sus hermanos y se encontró los siguientes pares biomagnéticos.

1era Sesión.Dorso

Maxilar

Tiroides

Deltoides ½

Cuadrado

Hígado

LumbarMaxilar

Tiroides

Deltoides ½

Cuadrado

Hígado

    Con esta primer sesión la paciente presenta una gran mejoría en la intensidad del dolor al dolor descen-diendo a mas de un 50% y el estado emocional de la persona mejoro y se sintió mas optimista a darle curso

a su enfermedad.

2da Sesión.Maxilar

Braquial

Escápula

Subclavia

Tibia

MaxilarBraquial

Escápula

Subclavia

Tibia

    Con esta 2da sesión la paciente seguía sintiendo mejoría y empezaba tener movimientos en las articula-ciones. La inflamación empezó a descender y se le siguió donde terapia física de ejercicios y movimientos y

en 15 días se le aplicaban los imanes después de 3 meses de tratamiento la paciente tiene muy poco dolor y

esporádicamente, la inflamación bajo mas de un 50% el movimiento y estiramiento de sus articulaciones ha

mejorado hasta un 60% que ya le permite moverse y por si sola. En las siguientes laminas presentaciones el

estado en que se encuentra la paciente.

 

Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
777
Anexos
Manos de paciente con Artritis Reumatoide
Codo de una paciente con Artritis Reumatoide

 

778
Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
Manos de una paciente con Artritis Reumatoide

 

Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
779
Pie de paciente con Artritis Reumatoide
Rodillas de paciente con Artritis Reumatoide

 

780
Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
Pies de paciente con Artritis Reumatoide
Dentadura de paciente con Artritis Reumatoide
Conclusión
Con la revisión bibliográfica de afecciones de las articulaciones podemos comprender que es realmente laArtritis lo que imposibilita a miles de personas cada día para realizar sus funciones rutinarias por el dolor.

Fue una guía para entender las distintas variantes de éstas dolencias y sus enfermedades como la Artrosis,

Artritis Reumatoidea, el Lupus, la gota y otras enfermedades mas, pero también pudimos comparar lo que la

 

Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética, experiencias de curación, año 2005
781
Alopatía ofrece con sus diagnósticos y tratamientos dejando mucho que desear; Si se compara con trata-mientos como el Biomagnetismo que permite diagnosticar de acuerdo a la etiogía del problema y que difiere

en gran parte las causas, por las cuales se presentan las diferentes enfermedades y la facilidad de tratarlas

con solo imanes, el paciente con una sola sesión puede quedar aliviado. Es sorprendente y alentador esta

técnica de Biomagnetismo Medicinal por eso no me queda mas que agradecer a mi maestro tan valiosos

conocimientos sobre esta forma de curar y poder ayudar a las personas que a diario desesperadamente bus-

can la cura de sus males.

Bibliografía
Reumatología. Editorial Caso Hermanos, 1era. EdiciónLa Artritis. Winifred Conkling, Océanos Ibis Ediciones S.A. 1999, Milanesat 21-23

Vélez Hernández. Jaime Borrego; William Rojas. Fundamentos de Medicina Enfermedades Infecciosas. 5ta

edición.

Manual Merck. Merck Sharp; Dohme.

Artritis Séptica – Artritis Infecciosa. Acta Med. Col. 1984

Gonococal Artritis Rheum. Scopolites E; Martinez Ozuna P. NA 1993

Ostiomelitis. Mendell Gl; Benmett JE; Dolin R Churchil. Livingstone, New York 1995.

El par Biomagnético. Goiz I. Durán; 1995.

El fenómeno Tumoral. Gorz I. Durán 2004.

Responder

Debes haberte registrado para dejar un comentario